Conoce la experiencia de «Euskadiz Vlogs» en Bocas del Toro

En esta ocasión traemos un contenido exclusivo que ha nacido de una entrevista que el equipo de bocasdeltoro.info ha realizado a un par de periodistas viajeros, conocidos por sus miles de seguidores de todas partes del mundo como «Euskadiz Vlogs«.  A continuación conocerás la inolvidable experiencia de Sandra y Roberto, sabrás las principales razonas por las que te invitamos a conocer Bocas del Toro y todas sus maravillosas atracciones turísticas.

» Nuestra visita al archipiélago de Bocas del Toro ha sido fugaz, pero intensa y deslumbrante. Igual que precisamente una estrella fugaz, que también es intensa y deslumbrante. Cuando uno de esos astros surcan el cielo, pedimos deseos. Si nosotros viéramos una ahora mismo, nuestro deseo inmediato sería volver a estar en Bocas del Toro.

Llegamos en avión hasta el pequeño aeropuerto bocatoreño y la perspectiva desde el aire te deja claro desde el primer momento que te estás acercando al paraíso. Desde arriba sólo se ve el mar con su múltiples tonalidades de azul, el verde del interior de las islas y salpicadas aquí y allí edificaciones bajitas que en ningún caso rompen con el paisaje. Uno no piensa sino en bajar inmediatamente del avión y dejarse sorprender por lo que irá descubriendo poco a poco.

En nuestra estancia, que solamente ha durado dos días, nos ha quedado claro que da igual cuánto tiempo se pase en este rincón de Panamá, siempre será insuficiente. Dos días nos han dado para mucho, para conocer varias playas maravillosas, charlar con sus gentes, comer de forma fantástica y llevarnos una experiencia absolutamente inolvidable. Sin embargo, son muchos los lugares que nos habría gustado disfrutar y que hemos tenido que dejar para una próxima ocasión. Y la habrá. Porque si algo tenemos claro es que volveremos.

Playa Bluff, el objetivo de los surfistas

En Isla Colón ya existen tantos “must see” que bien habríamos necesitado una semana para conocerlos todos muy deprisa. Uno de ellos es la larguísima Playa Bluff que por su orientación nordeste es un lugar ideal para la práctica del surf. Además, si atendemos a su tamaño, si se quiere estar tranquilo, resulta perfecto puesto que hay espacio para todo el que quiera llegar.

Aunque por nuestro origen estamos acostumbrados a los fuertes oleajes, tenemos que reconocer que el día en que paseamos por esta playa apenas pudimos refrescarnos unos minutos en sus aguas ya que las grandes olas y, sobre todo, la fuerte corriente invitaban a la precaución. Aun así, disfrutamos caminando por su arena anaranjada en la más absoluta soledad. Un verdadero privilegio.

Playa Estrella

Estamos acostumbrados al mar, a sus paisajes submarinos y a sumergirnos en casi cualquier playa que tengamos cerca porque lo adoramos. Ambos somos de ciudades costeras y quizá por eso siempre intentamos que en nuestros viajes la playa esté presente. Sin embargo, incluso así, la Playa de las Estrellas nos dejó literalmente sin habla. Aunque se puede llegar por tierra desde la capital, nuestra recomendación es hacerlo en lancha. La playa es preciosa. Sus aguas tranquilas y transparentes invitan a disfrutar del paisaje y no pensar en nada más.

Además, existen zonas alejadas del pequeño puerto donde también sientes estar solo. Pero lo más increíble llega cuando uno mira el fondo arenoso en el agua. Por todos los lados surgen estrellas de mar que convierten el agua azul en otro cielo estrellado. Con unas simples gafas de nadar y dejando flotar nuestro cuerpo por la superficie se puede alucinar con esos animales que sólo tratan de disfrutar de la vida, igual que nosotros.

Playa estrella

Pensar que por la acción humana su número es cada vez más reducido entristece a cualquiera con un mínimo de preocupación medioambiental. El lugar es mágico y cuesta imaginar cómo era este trozo de costa cuando habitaba en él 10 ó 20 veces más estrellas que las que pueden verse yo en día.

Bocas del Toro, la capital

Afortunadamente cuando hablamos de la capital, en este caso no hay que mencionar enormes edificios de hormigón. Bocas del Toro es poco más que un pequeño pueblo de unos 7.000 habitantes y se nota en el ambiente la cercanía de un lugar donde casi toda su gente, de una manera u otra, se conoce.

Nos hemos alojado a las afueras de la ciudad, pero hemos podido recorrer sus calles, charlar con sus vecinos, probar la comida local, beber batidos de frutas en la plaza… Se ven algunos vehículos a motor, pero la estrella indiscutible para moverse aquí (después de los pies) es la bicicleta. Es muy posible que sea el lugar del mundo que hemos visitado donde la proporción entre número de bicicletas y número de personas sea mayor.

Los Cayos Zapatilla

Otro de los lugares absolutamente imprescindibles del archipiélago son los Cayos Zapatilla. Están ubicados en uno de los puntos más alejados de la capital en el Parque Isla Bastimentos. El viaje en lancha puede parecer largo, pero como el recorrido pasa entre manglares y pudiendo ver desde el mar entre otras islas Carenero, Solarte o Bastimentos realmente para cuando uno quiere darse cuenta de que lleva un tiempo largo embarcado aparecen en el horizonte esos dos cayos realmente impresionantes.

Viajamos siempre pegados a nuestras cámaras para poder ilustrar nuestro blog (www.happytravel.viajes) y nuestros dos canales de Youtube (De Euskadiz al mundo / Euskadiz Vlogs), pero aquí tuvimos un enorme, aunque bendito, problema de no saber hacia dónde enfocar. La belleza del lugar es tan grande que da igual a dónde mires, todo es bonito, todo es increíble, todo parece sacado del lienzo de un pintor. Incluso estando allí físicamente, había momentos en los que nos preguntábamos si era posible que eso que veíamos existiera de verdad y estuviera ahí ante nuestros ojos.

Sólo tuvimos tiempo de visitar la más grande de las dos islas, que mide aproximadamente un kilómetro de largo, recorrimos su selva, nos bañamos en su agua, nadamos entre corales y descansamos a la sombra de las palmeras que parecen querer salir al mar a refrescarse.

Es obvio que, pese a haber recorrido muchos lugares del mundo, nos queda muchísimo todavía por conocer y descubrir, pero no tenemos duda de que el impacto que han dejado en nosotros Bocas del Toro, en general, y la Playa Estrella y los Cayos Zapatilla, en particular, va a ser totalmente inolvidable «.

De parte del equipo de Bocasdeltoro.info esperamos que te haya gustado la experiencia relatada de parte de Sandra y Roberto, y que al igual que ellos, no permitas que el tiempo transcurra y que tu no hayas conocido Bocas del Toro, uno de los lugares más paradisíacos de nuestro planeta tierra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *